¨La existencia de un individuo debería ser como un río. Pequeño al principio, contenido entre sus orillas y pasando rápida y apasionadamente a través de rocas y cascadas. Y gradualmente el río se ensancha, con más calma. Y al final, casi desapercibida, el agua fluye, se hace parte del mar y sin dolor pierde su individualidad.
El hombre que, en su vejez, pueda ver la vida de este modo, no sufrirá por temor a la muerte. Ya que las cosas por las que vive... continuarán.¨

lunes, 3 de noviembre de 2008

La atraccion

Estoy a mil terminando mis carteras. Es la primera vez en mi vida que agarro una aguja y un hilo y hago algo con mis manos -me refiero a que cosí yo sola los forros de mis fat bags!!- Bueno, cada cosa nueva que uno se empeña en hacer, y sale bien, esta buenísima la sensación que deja adentro.
Que se puede.
Hay que saber que podemos hacer todo lo que queremos. Que somos los que construimos nuestro camino a traves de nuestros pensamientos. Si realmente querés, algo, cree que ya lo tenés y actua de esa manera. Al universo no le interesa si tus pensamientos son reales o no. Atrae lo queres con tus ideas... y creo... que lo vas a tener. No pienses como, ni creas que no vas a poder, porque de verdad va a pasar! Es gracioso, porque va a pasar lo que relmente crees.
Había una historia sobre una lampara, Aladino, y nuestros deseos. El decía, "tus deseos son ordenes". Pensalo. REALMENTE, no tenes lo que queres?
Besos.