¨La existencia de un individuo debería ser como un río. Pequeño al principio, contenido entre sus orillas y pasando rápida y apasionadamente a través de rocas y cascadas. Y gradualmente el río se ensancha, con más calma. Y al final, casi desapercibida, el agua fluye, se hace parte del mar y sin dolor pierde su individualidad.
El hombre que, en su vejez, pueda ver la vida de este modo, no sufrirá por temor a la muerte. Ya que las cosas por las que vive... continuarán.¨

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Otro año mas


A punto de cumplir 34.Y la verdad es que siento como si el tiempo no hubiera pasado tanto... No porque sean tantos años, pero la nena que era quedo bastante lejos. Y anduve mirando fotos viejisimas -tratando de encontrar una de mi salita de 4 en el mismo jardín que va Valentina hoy- y me reencontré con esa nenita. Igual a mi hija! Somos como dos gotas de agua cuando yo tenía su edad. Claro que ahora cambié un montón y no nos parecemos para nada. Pero es como verme en ella... en tantas cosas! Es lindo, es raro y emocionante.
En su jardín del cual egresa este año, invitan a que papás o mamás que también fueron egresados de ahi suban al escenario y festejen. Y sin querer me enteré que una maestra de mi hija fue compañera mía ahi mismo... hace 30 años atrás. Busqué las fotos y me vi, la ví... y tambíen vi a la mamá de una compañerita de Valen. Es increíble... la sensacion de trascender en otra persona.
Soy muy felíz!
Besos