¨La existencia de un individuo debería ser como un río. Pequeño al principio, contenido entre sus orillas y pasando rápida y apasionadamente a través de rocas y cascadas. Y gradualmente el río se ensancha, con más calma. Y al final, casi desapercibida, el agua fluye, se hace parte del mar y sin dolor pierde su individualidad.
El hombre que, en su vejez, pueda ver la vida de este modo, no sufrirá por temor a la muerte. Ya que las cosas por las que vive... continuarán.¨

viernes, 7 de noviembre de 2008

Luto

Me sorprendí al entrar a los blogs y encontrarme con una noticia muy triste con respecto a Elaine. De alguna manera quise acompañar este sentimineto terrible e inexplicable para todos.
Que DIOS te de fuerzas para seguir adelante...