¨La existencia de un individuo debería ser como un río. Pequeño al principio, contenido entre sus orillas y pasando rápida y apasionadamente a través de rocas y cascadas. Y gradualmente el río se ensancha, con más calma. Y al final, casi desapercibida, el agua fluye, se hace parte del mar y sin dolor pierde su individualidad.
El hombre que, en su vejez, pueda ver la vida de este modo, no sufrirá por temor a la muerte. Ya que las cosas por las que vive... continuarán.¨

miércoles, 5 de noviembre de 2008

La nenu escolta en salita de 4!




Ahora es todo muuuy lindo! Pero...continuará así? Todos los días está distinta, creciendo. Y la verdad es que a veces nos da mucho miedo pensar en el futuro. Ojalá siga así, sin perder la inocencia que tiene hoy. El futuro es incierto, pero creemos que lo más importante viene desde casa. Valentina fue pensada y muy querida. Y es como trabajar cada día con una obra de arte... con paciencia y dedicación. Con temor de que cualquier cosa agena a nosotros, los artistas, la dañe.
Pero después nos decimos que no hay que tener miedo.
Hay que estar seguros que cada día hacemos lo mejor que podemos por ella.
Es como nuestro tejido chicas, lo armamos lo desarmamos, buscamos lo más lindo para ponerle, tratamos de seguir las instrucciones... aunque a veces, usamos el sentido común y tomamos decisiones propias. Con los hijos es igual, no creamos que va a depender del mejor colegio, de que tenga buenos compañeros... con eso solo no alcanza! Somos nosotros cada día los que tomamos diferentes caminos que los marcan a ellos de por vida.
Que lindo pero difícil desafio!!