¨La existencia de un individuo debería ser como un río. Pequeño al principio, contenido entre sus orillas y pasando rápida y apasionadamente a través de rocas y cascadas. Y gradualmente el río se ensancha, con más calma. Y al final, casi desapercibida, el agua fluye, se hace parte del mar y sin dolor pierde su individualidad.
El hombre que, en su vejez, pueda ver la vida de este modo, no sufrirá por temor a la muerte. Ya que las cosas por las que vive... continuarán.¨

martes, 19 de agosto de 2008

Más amigurumis...




Esta tortuguita! Combinando los colores para una nena o un varón, podes lograr un lindo amiguito para regalar. Esta la hice en un color neutral con unos restos de lana que tenía por ahí. Y como dicen, los amigurumis son amables con nosotras... te permiten disfrazar algún error o punto mal hecho, son rápidos y como siempre digo, super divertidos!

A esta altura me resultaba difícil el cambio de los colores en las diferentes pasadas... y quizás se notan muchos los saltos de un color a otro.